Este bonito barco que se muestra es la fotografía no es otro que el BAP “Puno” (ABH-306) perteneciente a la marina peruana.

1280px-Puno_(ex-Yapari)_(5690588618)

Bonito ¿verdad? ¡Pues tiene ni más ni menos que 147 años!

No lo conocía hasta hace una semana, cuando leí un curioso comentario en Facebook.

No es que éste barco sea el navio de guerra más antiguo que todavía presta servicio, si no que además, está ubicado en un lago, y no en mar abierto. Fue construido por piezas fuera de Perú, y llevado a orillas del lago Titicana, y, para colmo, fue diseñado en origen ex-profeso para que su combustible fuese, única y exclusivamente, estiercol seco de llama.

Aquí copio de forma descarada el texto que me llevó a descubir ésta maravilla, y que está extraido de la página “Sean Eternos los Laureles”. He añadido algunas fotos para hacer más amena la lectura y enlaces sobre la historia de Perú, por si ustedes quieren conocer más.

El BAP “Puno” fue adquirido por el gobierno peruano en 1861, y en su momento, cuando llegò a Perù, y en lo que puede considerarse una tarea de ingenierìa excepcional, fue desmontado en partes, cada una de las cuales fue transportada a lomo de mula desde el puerto de Arica en el Océano Pacìfico, y que aùn pertenecìa a Perù, o sea antes de que ese territorio sea usurpado a la Fuerza por Chile en la Guerra del Pacìfico, hasta el puerto de Puno, a orillas del lago Titicaca.

La historia de este navìo se remonta aùn más allá de sus 146 años de vida activa con la Marina peruana, ya que fue hace 157 años, cuando el gobierno peruano ordenó a Gran Bretaña la construcciòn del entonces “Yapurá” y un navìo gemelo, el “Yavarì”, en el año 1861.

1280px-Yavari_steamboat20050915

Aquí el Yavarí, aquí unos amigos

En 1862, la siderúrgica Támesis, en el río homònimo, iniciò la construcciòn de los vapores “Yapurá” y “Yavarì” con casco de hierro bajo contrato con la fundición James Watt de Birmingham. En origen los barcos fueron diseñados como navìos de funciòn combinada, destinados a realizar tareas de transporte de carga, pasajeros y funciones de cañoneras para la Marina de Guerra de Perù.

El “Puno”, que en origen fue el “Yapurá”, es un buque de la clase “Yaparì”, que en origen montaba una máquina alternativa de vapor tipo Compound, de 2 cilindros y 60 HP; pero hoy monta un diesel Paxman Ricardo inglés de 12 cilindros en V, con 410 HP; siempre con una hélice. El “Yaparì” aùn conserva en condiciòn de funcionamento su motor de vapor de dos cilindros ¡original del siglo XIX!, de 60 caballos de fuerza (45 kW), y que se alimenta con estiércol de llama seca.

Los barcos fueron construidos en forma de “derribar”; es decir, se ensamblaron con pernos y tuercas en el astillero, se desmantelaron en miles de piezas lo suficientemente pequeñas como para ser transportadas y se enviaron a su destino final para ser ensambladas con remaches, y asì ser lanzados en el lago Titicaca, ubicado en las profundidades de la Cordillera de los Andes, cercano a la ciudad de La Paz, capital de Bolivia, y donde debìa desempeñar una vital funciòn en defensa de los lìmites fronterizos entre Perù y Bolivia, que se registran en pleno lago, uno de los mas grandes de Sudamérica.

Los kits para las dos naves consistieron en un total de 2.766 piezas. Cada pieza no era más que 3.5. quintal, calculado asì porque era lo que podía llevar a una mula, ya que el ferrocarril desde el puerto de Arica, en el oceano Pacìfico, llegaba sólo hasta 64 kms. de distancia, hasta Tacna, a partir de lo cual todo el tayecto hasta el puerto de Puno, unos 400 kms. debìa hacerse campo través a lomo de mula. Hoy la distancia por carretera desde Arica, en la actual Chile, hasta Puno, en Perù, es de 481 kms.; y la distancia por carretera entre Tacna y Puno, ambos en Perù, es de 425 kms.

El contratista británico original obtuvo las piezas para Tacna pero no pudo completar la sección del viaje con mulas a Puno. Esto no se reanudó hasta 1869, y es de ese modo el por qué se tardaron 11 años en poner en servicio a estos buques construidos en 1861, ya que el “Yapurá” no se botò, o sea se lanzó al agua, hasta recién el 19 de marzo de 1872, donde se continuò con las labores de armado a flote, y realizando su primera navegaciòn operativa, ya totalmente terminado, el 2 de mayo de 1873.

Sin embargo llegò a estar a tiempo para prestar servicio en el momento más dificil de la historia peruana, la Guerra del Pacífico de 1879-83, que privò de enormes territorios a Lima, usurpados mediante la fuerza por las autoridades de Santiago de Chile, y que en ese transcurso, y luego de ello, empobreció enormemente al gobierno peruano, por lo que en 1890 los inversores del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte que habìa en Perù (y en gran medida los responsables que la guerra terminara antes, ya que si esta persistìa la miseria en que Perù podìa sumergirse, hubiese vuelto incobrables los emprestitos que casas de prestaciòn judìas asentadas en Londres, como la Rotschild, se vieran perjudicadas), establecieron la Corporación peruana que se hizo cargo de la operación de los ferrocarriles y barcos lacustres del Perú, incluidos los buques a vapor “Yapurá” y “Yavarì”, que vergonzosa pero inevitablemente quedaron al servicio de una corporaciòn privada y extranjera.

1280px-Llama_lying_down

Si ella el barco estaría perdido… ¡y lo sabes!

Pero fue en el nacionalista Proceso de 1975 cuando Perú, soberanamente, nacionalizó la corporación y tanto los buques cargueros/cañoneros “Yapurá” y “Yavari” pasaron a la compañía ferroviaria estatal ENAFER; y fue en 1976 cuando por fin, a casi 90 años de su infame expropiaciòn, 103 años de su puesta en servicio, y 115 años de su construcciòn para la Marina de Perù, que ambos buques fueron transferidos nuevamente a la Marina de Guerra Peruana, que lo rebautizò como BAP “Puno”, el nombre de la localidad de su puerto Base, y destinándolo a tareas de transporte de pasaje y carga y asignándolo a su Guardia Costera de esa fuerza naval, y 16 años después lo convirtió a la configuraciòn que hoy tiene como Buque Hospital, operando aùn hoy en el mismo destino dónde permanece orgullosa y prolijamente operativo en servicio de primera lìnea, mientras que el “Yavarì” permanece amarrado a un muelle, convertido en un museo flotante, aunque todavìa con capacidad de navegar. Con el BAP “Puno” en el lago Titicaca prestan también servicio las patrulleras ligeras BAP “Rìo Ramis (PL-290), BAP “Juli” (PL-293), y BAP MOHO (PL-294), como custodios navales andinos de la Soberanìa peruana en tan remotos parajes.

HISTORIAL DE SERVICIO:

1861: Construído en el Río Támesis de Londres, junto con su gemelo, el “Yavarì”, como cañoneras para la Marina del Perú. Su construcción es verificada por el contralmirante Mariátegui. Luego desarmado en 1.378 piezas que se codificaron por colores.
1862 Embarcado en el vapor inglés “Moyola” que viaja al puerto peruano de Arica (junto con las 1.388 piezas del “Yavarì”). De Arica, las piezas de ambas cañoneras fueron transladadas en tren a Tacna.
1863 a 1869: En espera de ser transportadas las piezas a Puno en lomo de mula, lo que por contrato debió tomar 6 meses pero tomó 6 años
1869: Llegan a “Puno” las piezas de ambos buques y se inicia los trabajos de reconstrucción de los dos en un improvisado astillero artesanal que se instala en la zona inhabitada de Huaje. Son los primeros buques en el Mundo en ser armados luego de ser prefabricados
1870: El 25 de diciembre se lanza el “Yavarì”.
1872: El 19 de marzo se lanza el segundo buque, bautizado “Yapurá”.
1873: El 2 de mayo el “Yapurá” navega por primera vez en el Titicaca al mando del Capitán de Corbeta Manuel Mariano Melgar visitando Juli, Pomata, Yunguyo, Desaguadero y Moho
1874: Es transferido al empresario Guillermo Speedie
1887: El gobierno otorga a la Peruvian Corporation la concesión para operarlo los siguientes 85 años y el buque hace la ruta Puno – Moho – Vilquechico y Guaqui (este último en Bolivia)
1927: La Peruvian Corporation eleva su puntal, teniendo cuidado de no malograr su gálibo (es decir el contorno de su obra viva)
1956: La Peruvian Corporation remotoriza el buque e instala un Paxman Ricardo inglés de 12 cilindros en V, con 410 SHP que le imprime una velocidad de 10 nudos
1972: Al término del contrato con la Peruvian Corporation, pasa a manos de la Empresa Nacional de Ferrocarriles (ENAFER) que descuida el buque
1975 La Marina de Guerra del Perú gestiona el pase del buque
1976. El 17 de marzo es entregado a la Marina de Guerra del Perú que lo rebautiza como BAP “Puno”.
1992: La Marina realiza trabajos de recuperación del buque y transformación en buque hospital
1993: La Marina lo pone operativo como buque hospital
1996: La Marina efectúa estudios del casco del “Puno” que confirman la mínima corrosión sufrida por la obra viva del segundo buque de hierro más antiguo en condiciones de navegación en el Mundo (el más antiguo es su gemelo, el “Yavaì”).
2007: El presidente de la Asociación Pro Marina, Capitán de Navìo Jorge Guerrero Lang condecora al BAP “Puno” con Medalla de Honor Al Mérito Pro Marina en el grado de Caballero por los servicios prestados durante 134 años a las poblaciones lacustres.
2013: El SIMA Perú da servicios de mantenimiento, reparación y modificación BAP “Puno”.

CARACTERÌSTICAS GENERALES BAP “PUNO”

– Nombres: “Yapura” (1872-1976); “Puno” (1976 hasta hoy)
– Tipo: El BAP “Puno” era en origen un cañonero fluvial de carga y transporte de pasajeros y casco de hierro llamado “Yapura” hasta el año 1976; hoy es un buque hospital de la Guardia Costera de la Armada Peruana en el Lago Titicaca
– Propietario: Marina de Guerra de Perù
– Armador: Thames Ironworks and Shipbuilding Company, Londres, Reino Unido.
– Contruido: 1861
– Terminado: 18 de mayo de 1872
– En servicio: 4 de mayo de 1873
– Eslora: 38.18 mts.
– Manga: 6.10 mts.
– Calado: 3.96 mts.
– Desplazamiento: 140 tns.
– Propulsiòn: En origen una máquina alternativa de vapor tipo Compound, de 2 cilindros y 60 HP; 1 hélice. Hoy un Paxman Ricardo inglés de 12 cilindros en V, con 410 HP; 1 hélice.
Velocidad: 10 nudos
Capacidad de carga: 180 toneladas.

La semana que viene prometo estás menos vago, y escribir algo con más enjundia, rigor, y “chicha” sobre los temas que ahora tengo en el tintero: Cierto movimiento socio-religioso de Paláos, francotiradoras soviéticas que lucharon contra los nazis, y el curioso desarrollo de un hidroavión japonés llamado Kawanishi H6K.

Advertisements

Estaba yo esta misma tarde, hace un rato, en mi sana costumbre de darme un garbeo virtual por las islas del Pacífico. Concretamente estaba echando un vistazo al grupo de las Islas Gambier, en la Polinesia Francesa, cuando “un pelín” al sudeste del atolón de Temoe (a unos 30 kilómetros) me he encontrado con ésto.

atolonmisterioso

Si, es un atolón sumergido… Pero sin nombre.

Ustedes estarán pensando “Ya está el Reme con sus pajerismos tropicales”. Y dan en el clavo, puesto que, efectivamente, ese es uno de los motores de mi existencia.

El caso es que el atolón (sumergido, como parece) carece de nombre. De ningún nombre. Así que ni corto ni perezoso me he puesto a mirar mapas, referencias, bibliografía y demás.

Y ahí me he empezado a mosquear. Porque no es que no haya un nombre, cosa hasta cierto punto comprensible, es que no aparece en ningun mapa de los consultados… salvo en Google Earth.

La “anomalía geográfica”, a la que he bautizado ahora mismo cariñosamente como Atolón López Vázquez, está ubicada concretamente aquí: 23°39’07.4″S 134°20’52.5″W.

Como estaba un poco cansado tras dos horas de incesante búsqueda, he enviado un correo a mi buen amigo Pablo, físico teórico de prestigio, connaisseur de la geografía, y experto en vandalismo rococó, que, tras analizar de forma científica y sesuda los datos por mi aportados, me ha contestado por WhatsApp con un certero …

“Ni puta idea tío”

Añadiendo a continuación una interesante reflexión:

“Pero me extrañaría mucho que no estuviese cartografiado”.

(Luego yo he hecho una chanza privada sobre Francia, pero no viene al caso mencionarla aquí).

¿Será una mancha de aceite de unos cinco kilómetros de diámetro? ¿Una pareidolia? ¿Los restos perdidos (y hundidos) de una civilización que surgió de los naufragos de la San Lesmes?

Sea lo que sea, y antes de consultar con los Institutos Geográficos pertinente, he decidido escribir éstas breves líneas para compartir con quienes me leen, éste… digamos …”hallazgo”.

 

 

 

 

 

 

Camino a la facultad
hay dos fotografías
clavadas en el tronco
de un joven banano

La foto
de una chica
con hiyab

y la foto
con gafas
de un muchacho

Las une una sola chincheta
un Cupido que no podrá aguantar
siendo parte de esta unión
hasta las próxima lluvias.

Extraído de “Cuaderno de Surabaya” (2010)

Hace diez años yo me encontraba por tierras indonesias. Concretamente en la ciudad de Surabaya. Ésta pasada noche me acordé de un poema de los varios que escribí los diez meses que anduve por allí.

Si quieren saber más sobre mi vida en aquellos lares, hay un blog intacto, y sin actualizar desde hace tiempo. No es mucho lo que se cuenta en el, ni demasiado interesesante, pero ahí está Surabayeando.

(Artículo publicado originalmente el 28 de noviembre de 2006 en “Bertrand Russell y su conjunto tropical”. No actualizado los links pero si que he retocado un poco el texto e incluido imágenes).

Ghandruk_HDR6

¿Qué? ¿Es bonito el paisaje, verdad? Eso que veis es Ghandruk, en Nepal. La foto está sacada de la entrada de Wikipedia sobre dicho lugar.

No me miren con esa cara, caramba, ya les dije que esta semana hablaríamos de nuevo de las estaciones numerales, pero no se pueden hacer artículos de tal calibre, con sus coordenadas y tal todos los días. Además de la serie de estaciones numerales sólo quedan un par de cosas de las que hablar, así que les ruego que tengan paciencia.

Hoy les voy a hablar de la Guerra Civil en Nepal, un conflicto que ha tenido lugar en ese lejano país que fue, hasta mayo de este año 2006, el último reino hindú del mundo.

Precisamente fue este mismo año 2006, concretamente el 3 de mayo, cuando el gobierno Nepalí decretó un alto el fuego, por las huelgas y las protestas populares, declarando además que la guerrilla maoísta no volvería a ser considerada en adelante como grupo terrorista. El gobierno animó además a los rebeldes a que abrieran un proceso de diálogo para la paz.

Y justo hace algunos días se han retomado las conversaciones entre gobierno y guerrilla para tratar de solucionar el conflicto.

Conviene aclarar, eso si, que antes de llegar hasta aquí, el tremebundo carajal que se han montado gobierno y guerrilla por esos lares durante todos estos años ha sido morrocotudo.


Breve resumen de la historia nepalí

Destaca Nepal, entre otras cosas, por ser el lugar de nacimiento de Buddha. El famoso emperador Aśoka, ferviente seguidor del recién surgido buddhismo, gobernó al rededor del año 100 AC sobre un vasto imperio que incluía el norte de la India y el sur de la región de Terai, aunque las regiones y colinas montañosas no fueron parte del imperio de Aśoka.

En torno al 200 DC el buddhismo se vio desplazado en la zona por seguidores del hinduismo gracias a ciertas tribus, los Licchavi que le dieron de leches a los nietos de Asóka hasta en el carnet de identidad.

En torno al año 900, la dinastía Thakuri, predecesora de los nobles de origen Licchavi, fue depuesta en cruentos combates por la prodiga (y longeva) dinastía Malla, que gobernó nada más y nada menos qu e hasta el siglo XVIII. La dinastía Malla sería depuesta años después por los seguidores del Gurú Gorakhnath, pertenecientes a la dinastía mítica (y macarra) de Gurkha.

La ciudad más importante del reino y hoy capital del país, Katmandú, será conquistada en 1768 por Prithvi Narayan Shah. En 1814, Nepal, siendo un reino similar a lo que ha sido hasta hace poco tiempo, se enfrenta en la cruenta guerra Anglo-Nepalesa, a la Compañía Británica de las Indias Occidentales. El conflicto terminaría con el tratado de paz de Sugauli firmado en 1816, mediante el cual el reino de Nepal cedía Sikkim y el sur de la zona de Terai.

La dinastía Shah, descendiente de la Gurkha, será depuesta fue en 1846 cuando Jang Bahadur Rana fundador de la dinastía Rana tome el control del país después de asesinar a varios cientos de príncipes y jefes en la denominada Masacre de Kot.
Esto de asesinar al personal en medio un banquete es, por cierto, cosa que se estila mucho por aquellos reinos, y en la mitología hindú es tan habitual como ver a José Luís López Vázquez en las películas españolas de los años 60 y 70 .
El territorio del Reino de Nepal quedará conformado de manera similar a la actual a finales del siglo XIX ya que la mayor parte de los territorios de Terai serían devueltos de nuevo a Nepal como premio por la ayuda que los nepalíes prestaron a los británicos para acabar el Motín de los Cipayos de 1857.

 

maxresdefault

Esto es elegancia, y no lo de Adolfo Domínguez

Cuando los descendientes de los Rana comenzaron a liarla

Los Rana gobernaron bien como regentes, bien como ministros hereditarios hasta 1948, cuando se logró la independencia del Imperio Británico. En 1951 el gobierno de India, con intereses en la zona, propuso al rey Tribhuvan como nuevo gobernador de Nepal, propiciando además el advenimiento de partidos democráticos como el Partido del Congreso Nepalí, estructura casi calcada del Partido del Congreso que operaba en la India.

Tribhuvan fallece el 13 de marzo de 1955 dejando el reino en manos de su hijo
Mahendra, al cual le da una especie de Siroco, proclamado un ferreo sistema militar de tintes autoritarios, muy similar al panchayat hindú y condenando a todos sus opositores democráticos, al ostracismo, al exilio, además de provocar un cabreo considerable entre los habitantes del reino.

El hijo de Mahendra, el rey Birendra hereda el trono en 1972 continuando con la política panchayat hasta que una revuelta popular conocida como “Jana Andolan”, e impulsada por movimientos de izquierdas, obliga a la monarquía a aceptar las reformas constitucionales.

En mayo de 1991, Nepal tuvo sus primeras elecciones en casi 49 años. El Partido del Congreso Nepalí y el Partido Comunista de Nepal recibieron la mayor cantidad de votos. Ningún partido ha tenido el poder por más de dos años consecutivos.

Las reformas gubernamentales no mejoraban de forma apreciable el orden político, ya que el nuevo gobierno estaba caracterizado también por una corrupción extrema que casi era cleptocracia.

 

EyMRb6vGT

He estado pensando media hora en que foto de pie poner,pero creo que dijese lo que dijese, quedaría mal. (Foto extraida de http://terraproject.net )


A mediados de los noventa comienza la guerra

El Partido Comunista Marxista-Leninista Unido aprovechó la situación de descontento general, para hacer campaña entre las clases más desfavorecidas siendo apoyado de forma masiva en las elecciones de 1994, aunque su gobierno tan sólo duraría un año.

En febrero de 1996, el Partido Comunista de Nepal (no confundir con el antes nombrado) inició una insurrección armada por su cuenta: Su intención era, como pueden imaginarse, reemplazar el estado feudal, corrupto, y empobrecido por un régimen maoísta.

La guerrilla maoísta de Nepal, propiamente dicha, contaba con apenas un centenar de miembros en 1996. En 2003 la guerrilla contaba con unos 150.000 combatientes que se dedicaban al sabotaje, y a tender emboscadas al ejercito oficial de Nepal, operando en casi un tercio de las zonas (distritos) de Nepal.

Tras el fallido alto el fuego en enero de 2003 la situación empeoró cuando el gobierno designó como primer ministro a Surya Bahasur Thapa, un personaje que sólo inspiraba confianza a los más fieles a la monarquía.

Este nuevo nombramiento fue entendido por la guerrilla, la sociedad civil, y los partidos democráticos de la oposición como una ofensa por lo que se produjeron movilizaciones exigiendo al rey que formase un Gobierno multipartidista de verdad, o que restituyese al anterior equipo de gobierno.

El 28 de agosto de 2003 se rompió de nuevo el alto el fuego y el país pasó a estar en un estado de guerra. En noviembre de 2003 la guerrilla se vio incapaz de hacer frente al ejercito monárquico, que se había reforzado en efectivos durante la tregua. El gobierno esta vez dijo que primero los maoístas debían entregar las armas, y ya de paso aceptar el estado monárquico.

 

proxy.duckduckgo.com

No sé que me flipa más de ésta foto… si el poster, el pelo del maromo como un JEFE entre los dos kalashnikov, o los sillones con plastiquete. (Foto extraída de http://norad.ro)

 

La guerrilla dijo “nones” (como es obvio) y continuó haciendo incursiones de las suyas.

Incursiones muy muy jodidas.

 

Por ejemplo, aquí tienen unas interesantisimas imágenes de un típico ataque de la guerrilla maoísta nepalí: Se trata de imágenes del ataque a un convoy gubernamental en la carretera de Krishna Vir que causó la muerte de ocho soldados en noviembre de 2004.

En las imágenes podemos ver como los guerrilleros huyen carretera abajo mientras un periodista con la cámara va corriendo hacia el lugar de los hechos.

Las imágenes están montadas mínimamente, pero no tienen ningún membrete de ninguna cadena de noticias, ni la típica molesta “voz en off” comentando lo que vemos: La primera vez que uno las ve tiene la sensación de estar adentrándose en un escenario apocalíptico, viendo como todo el personal huye, a excepción del cámara que nos enseña el camino.
Seguramente sean uno de los videos más impactantes sobre guerrilla que hayan visto muchos de ustedes en su vida.

(Más de doce años después de haber visto éstas imágenes por primera vez, me siguen impactando como lo hicieron el primer día)

El rey Gyanendra, que había eliminado a su hermano en 2001, durante un banquete (como no) aprovechando para coronarse como rey, da un golpe de estado el 25 de Julio de 2005 liando la situación un poco más: Las comunicaciones con el exterior del país estuvieron inactivas, telefonía e Internet dejaron de funcionar en el país durante 72 horas, y el gobierno decretó el toque de queda.

La guerrilla, por su parte, estaba ahora muy debilitada: Y es que 10 años de guerra civil no sólo debilitan cualquier economía, es que acaban con las posibles nuevas hornadas de soldados. Poca gente estaba dispuesta a enrolarse en el movimiento guerrillero, y empezar de nuevo la resistencia.

En septiembre de 2005 se declara un alto el fuego unilateral (que, para variar no se dio realmente), y que duraría hasta enero de 2006, con ataques y atentados menos frecuentes, pero persistentes por ambas partes.

Los rebeldes maoístas con el apoyo del resto de partidos democráticos de la oposición, establecieron un programa para la restauración democrática.

En abril de 2006 esta alianza hizo un llamamiento masivo para la huelga contra la figura del rey y su papel autocrático, más cercano a la tiranía de baratillo que a un estado moderno normal. Los maoistas en esta ocasión decretaron un alto el fuego de tres meses.

En mayo el parlamento voto por unanimidad la ley que recortaba los poderes políticos del monarca, nombrando además un nuevo primer ministro. Los rebeldes retomaron las conversaciones de paz con el gobierno el 16 de junio de este mismo año. En septiembre el parlamento depuso del cargo militar al rey, impidiéndole tener cualquier tipo de acceso al ejercito nepalí.

La cosa al final terminaría en el histórico acuerdo de hace una semana, en el que el líder de la guerrilla y primer ministro nepali, declaraban un alto el fuego permanente y el final oficial de 10 años de Guerra civil. Los rebeldes han sido animados a formar parte del gobierno de transición, así como a entregar sus arsenales.

Todo el proceso de paz subsiguiente estará supervisado por las Naciones Unidas.

Aquí tienen algunos recursos interesantes, por si quieren saber más sobre el tema:

Nepal News
Partido Comunista de Nepal
Nepal en wikipedia
Comisión Permanente de las Naciones Unidas para Nepal
Radio Nepal Broadcasting
“Who are Nepal Rebels?” en BBC News

Nota: Escribir sobre ESTO (y estaciones numerales) es lo realmente friki, y no hablar de ESDLA, cine iraní, y muñequitos de Star wars, ¡cojones ya!… (Esto sigue vigente en 2019,me temo)

Hoy toca un artículo nuevo, y en esta ocasión no se trata de un refrito del antiguo blog, si no de algo original y nuevo, al menos para mi, ya que hasta hace dos semanas desconocía por completo que la curiosa historia del Outback australiano y sus camellos.

Y no me refiero a los narcos y gentes de Perth que trapichean con sustancias, si no a camellos de verdad. Esos animales de cuatro patas, mamíferos artiodáctilos, tan simpáticos y esenciales a lo largo de la los siglos.

Tal vez mucha gente no lo sepa, pero en lo que se creía que era la Terra Australis Incognita no habría lugar para la existencia de camellos. No obstante, deberíamos preguntarle a Don Álvaro de Mendaña (1541-1595), que estaba convencido de que por allí cerca estaba “La Tierra del Rey Salomón”.

Alvaro_de_Mendaña_de_Neyra

Éste caballero tan serio es Mendaña. (Algún día os hablaré sobre su señora, Isabel Barreto, adelantada y exploradora del Pacífico a la que le tengo una especial inquina).

A mi, francamente, se me hace muy raro ir a buscar la tierra de Ofir en plan adelantado del siglo XVI sin pensar todo el rato (además de en el oro y la planta) también en sus oasis, palmeras, desierto y camellos. Pero bueno, es cosa mía.

A lo que iba: En Australia no hay camellos.

Canguros, si.
Koalas a porrillo.
Wombats unos cuantos.
Incluso ejemplares de un curioso marsupial  denominado Quokka conocido como “el animal más mono del mundo” merced a los selfies y la gilipollez inmediata de lo contemporáneo.

A ver mono es, no lo vamos a negar…

Australia, ya digo, es tierra de marsupiales y bichos curiosos.

Pero magdalenas no tengo. Digo, camellos.

“No hay camellos en Australia, ni dromedarios, salvo en algún zoo”.

Eso es lo que yo creía hasta ahora.

Pero resulta que estaba completamente equivocado.

Al parecer ha habido camellos y dromedarios por aquellas tierras desde 1861.

El origen hay que buscarlo en la Expedición de Burke y Willis. La intención de los exploradores era cruzar todo el país desde Melbourne hasta el golfo de Carpetania, una distancia nada desdeñable de casi 3000 kilómetros en unas tierras que, por aquel entonces, permanecían ignotas para los colonos europeos.

Pero ni Burke ni Willis podían utilizar caballos en su expedición, ya que éstos no aguantaban las duras condiciones climatológicas del interior de Australia.

¿Solución? Efectivamente.
Importar camellos.
Y camelleros.

En junio de 1860, tres camelleros llegaron a Melbourne con un envío de 24 camellos para la expedición de Burke y Willis. En 1866, Samuel Stuckey fue a Karachi e importó más de 100 camellos y 31 hombres. En la década de 1860, unos 3.000 conductores de camellos llegaron a Australia desde Afganistán y el subcontinente indio, junto con más camellos.

Aunque los camelleros provenían de diferentes grupos étnicos y de lugares muy diferentes como Baluchistán, Cachemira, Sind, Egipto, Persia, Turquía y Punjab, se les conocía colectivamente como “los afganos”, que luego fueron simplemente conocidos como “Ghans”.

Antes de la construcción de los ferrocarriles, y la adopción generalizada de vehículos de motor, los camellos eran el principal medio de transporte de mercancías en el Outback.

De 1850 a 1900, los camelleros jugaron un papel esencial en la apertura de Australia Central, ayudando a construir la línea de telégrafo australiano por tierra entre Adelaida y Darwin, y en la construcción de los ferrocarriles. Los camellos transportaron los suministros y sus “pilotos” levantaron cercas, actuaron como guías para varias expediciones importantes y suministraron casi todas las minas o estaciones del interior con sus bienes y servicios.

La mayoría de los camelleros llegaban a Australia solos, dejando atrás a esposas y familias para trabajar en contratos de tres años. Aquellos a quienes no se les dio alojamiento en una estación (como en la Beltana de Thomas Elder), generalmente vivían lejos de las poblaciones blancas, primero en campamentos y luego en “Ghantowns” cerca de los asentamientos existentes. Una próspera comunidad afgana vivía en Marree, Australia del Sur (entonces también conocida como Hergott Springs), lo que llevó a los que se puesen de moda los motes de de “Little Asia” o “Little Afganistán”.

Cuando el ferrocarril llegó a Oodnadatta, las caravanas viajaron entre esa zona, y Alice Springs (anteriormente conocida como Stuart). Había caravanas de camellos que viajaban desde Queensland, Nueva Gales del Sur y Alice Springs. Hubo más aceptación por parte de los aborígenes locales, y algunos camelleros se casaron con mujeres aborígenes locales y comenzaron familias en Australia.

Sin embargo, algunas mujeres europeas casadas y el escritor Ernestine Hill escribieron sobre mujeres blancas que se habían unido a la comunidad afgana y se habían convertido al Islam, incluso haciendo la peregrinación a La Meca.

En 1873 Mahomet Saleh acompañó al explorador Peter Warburton a Australia Occidental. Tres afganos ayudaron a William Christie Gosse a encontrar un camino desde el río Finke hasta Perth. Dos años después, Saleh ayudó a Ernest Giles en una expedición, y J.W. Lewis usó camellos cuando inspeccionaba el país al noreste del lago Eyre en 1874 y 1875.

"Afghan"_cameleers_with_visitors,_Australia,_c_1891

Camelleros y visitantes, c.1891

Para el cambio de siglo, los empresarios musulmanes dominaban el negocio de los camellos, incluidos Fuzzly Ahmed (Port Augusta – Oodnadatta, luego Broken Hill) y Faiz Mahomet (Marree y Coolgardie). Abdul Wade (también conocido como Wadi, Wabed, Wahid) fue especialmente exitoso en Nueva Gales del Sur, y compró y estableció la estación Wangamanna como un negocio de cría y transporte de camellos. Se casó con la viuda Emily Ozadelle y tuvieron siete hijos. Wade trabajó duro para adaptarse y ser visto como un igual a sus compañeros australianos, vistiéndose al estilo europeo, educando a sus hijos en las mejores escuelas privadas y convirtiéndose en un ciudadano naturalizado. Sin embargo, sus intentos fueron ridiculizados y, al final de la era de los camellos, se vendió y regresó a Afganistán. Ya en 1901, se estimaba que había entre 2000 y 4000 camelleros en Australia. Muchos de ellos hicieron viajes regulares a casa, para tratar asuntos familiares.

Si bien los colonos, los granjeros y otras personas que tenían relaciones con los afganos a menudo los defendían, descubrieron que tenían muchos valores en común, surgieron prejuicios y los gobiernos coloniales, estatales y federales introdujeron legislación discriminatoria a fines del siglo XIX y principios del XX. Un ejemplo fue una ley de 1895 que impidió que los afganos explotaran en los yacimientos de oro, y después de ésto, que surgieron tensiones entre las comunidades. Los afganos fueron acusados ​​de contaminar pozos de agua (aunque nunca se encontró evidencia de esto).

A muchos camelleros se les negó la nacionalización, y se les negó la entrada cuando intentaron regresar a Australia después de las visitas a sus hogares, de acuerdo con la Ley de Restricción de Inmigración de 1901. En 1903 se planteó una petición sobre una serie de prácticas discriminatorias, pero no llegó a ser implementada.

Con la introducción del transporte motorizado en las décadas de 1920 y 1930, algunos camelleros liberaron sus camellos en la naturaleza, por miedo a las amenazas de exterminion por parte del Gobierno Australiano.

Bien adaptados a las condiciones áridas de Australia Central, estos camellos se convirtieron en la fuente de la gran población de camellos salvajes que todavía existe en la actualidad.

Si quieren ustedes saber más acerca de éste curioso tema, aquí tienen un documental estupendo.

 

Otros enlaces sobre la cultura de los camelleros musulmanes en Australia

“Camels Down Under” (ARAMCO World, January February, 1988)
“Los Camelleros de Australia” (Blog “Escuela de Turismo”, Marzo 2014)
“Australia’s Muslim Camellers” (Página antigua disponible en Archive.org con montón de información en inglés sobre la historia y cultura de los camelleros australianos)